Viajes a Dubái y Maldivas

Conozca nuestros tours a Dubái, viajes que no dejan a nadie indiferente. Contemple sus impresionantes rascacielos y el único hotel de más de cinco estrellas del mundo o realice una excursión en todoterreno por el desierto.

¿Dónde quiere viajar?


Viajes encontrados :2

ORDENAR POR
 
Lo sentimos, no hay resultados para la zona seleccionada, por favor, no dude en realizar una nueva búsqueda

Grandes atractivos de Dubái

5 noches en Dubái

Además de la visita panorámica a Dubai se incluye visitas a: * Safari por el desierto en el mar de ...

6 días
Desde
595$
Reservar
 

Egipto y Abu Simbel con Dubai

4 noches en el crucero, 3 en El Cairo y 3 en Dubai

Descubra en este circuito los grandes monumentos de Egipto y el lujo de Dubái. .

11 días
Desde
1040$
Reservar
 

Darse el lujo de reservar un viaje a Dubái y Maldivas

Conozca nuestros tours a Dubái, viajes que no dejan a nadie indiferente. Contemple sus impresionantes rascacielos y el único hotel de más de cinco estrellas del mundo o realice una excursión en todoterreno por el desierto.

Un circuito por Dubái, una ciudad futurista

El turismo en Dubái está dominado por lo ostentoso. Aquí van unos cuantos datos sobre lo que descubriréis durante este viaje a Dubái. En ningún otro lugar del mundo se puede ver un hotel de 7 estrellas. Aquí sí, el Hotel Burj Al Arab. También en Dubái se alza la torre del edificio Burj Kahlifa que alcanza los 828 metros de altura. Si uno quiere disponer de una amplísima panorámica de esta ciudad, hay que subir hasta allí.

También desde los aires es la mejor forma de apreciar otra de las grandes obras de Dubái, como es su Palmera Jameirah, que no es otra cosa que un colosal complejo turístico formado por islas artificiales que crean una gran palmera sobre el mar.

En fin, la visita a Dubái la protagonizan este tipo de creaciones que solo son concebibles en unos territorios tan ricos como estos del Golfo Pérsico. Unos lugares que hace unas décadas eran pequeños pueblos de recolectores de perlas rodeados por desierto y ahora son ciudades casi de ciencia ficción.

El circuito por Dubái puede incluir la visita a Abu Dhabi

Para hacer completar este circuito por los Emiratos Árabes Unidos es recomendable acercarse hasta su capital, Abu Dhabi. Esta ciudad no es menos rica y ostentosa que Dubái, ni mucho menos. De hecho su skyline visible desde el paseo marítimo o Corniche es uno de los más impactantes del mundo y se le ha rebautizado con la Manhattan del Medio Oriente.

Sin embargo integrar la visita turística a Abu Dhabi permite descubrir que es un lugar que ha sabido conjugar mejor tradición y modernidad. Eso sí siempre con el glamur que da la abundancia de dinero. Algo que es visible en cualquiera de los zocos de la ciudad y sobre todo en su gran mezquita de Sheik Zayed, la tercera más grande de todo el Islam y donde cada elemento se ha realizado con materiales de primerísima calidad.

Dubái, entre el desierto y el mar

Nuestros circuitos por Dubái muestran la moderna ciudad, con sus grandes edificaciones, sus tiendas de primeras marcas y joyerías, y sus fastuosos hoteles, pero también damos la oportunidad de descubrir los encantos de los alrededores de la ciudad. Para eso, os proponemos realizar un particular safari a bordo de vehículos todoterreno capaces de circular por las dunas de arena del desierto Arábigo que rodea la urbe.

Sin duda, no hay mayor contraste con el lujo de la ciudad que disfrutar de ese paisaje a lomos de un camello, viendo como se oculta el sol para después gozar de una cena tradicional beduina. Pues bien, eso es lo que os proponemos con nuestro safari incluido en el viaje a Dubái.

Y si el desierto es cautivador, lo mismo ocurre con la posible excursión a la Costa Este del país. Para ello es necesario atravesar las montañas de Hajar, pero ese trayecto compensa ya que se descubren las fuentes termales de Masafi y sobre todo es posible darse un refrescante chapuzón en las aguas del Golfo de Omán, ya en el Océano Índico.

Vuelo a las Maldivas desde Dubái

Precisamente en el Índico se encuentra el complemento perfecto para este circuito por Dubái. Si después de ver toda esa opulencia y esas tierras tan áridas y tan ricas al mismo tiempo, se desea experimentar el lujo en primera persona pero de un modo muy reposado, tranquilo y placentero, entonces la mejor opción es hacer este viaje a las islas Maldivas.

Allí os espera un hotel donde os colmarán de atenciones y vosotros tan solo os tenéis que preocupar de no olvidaros la crema bronceadora y elegir entre tomar un cocktail en la tumbona o zambulliros a bucear entre arrecifes de coral.

Si tras el viaje a Dubái pensáis que ese lugar es el auténtico paraíso para los negocios, unas vacaciones en Maldivas suponen simplemente gozar del edén. ¿Te animas a disfrutarlo?