Viajes a Israel

Recorra la trayectoria y obras de Jesucristo en plena Tierra Santa. Conozca en profundidad aquellos lugares clave en la vida de Jesús inmortalizados para siempre en la Biblia además de un país rico en actividades turísticas de todo tipo.

¿Dónde quiere viajar?


Viajes encontrados :1

ORDENAR POR
 
Lo sentimos, no hay resultados para la zona seleccionada, por favor, no dude en realizar una nueva búsqueda

Tierra Santa

1 noche Tel Aviv, 2 noches Galilea, 4 noches Jerusalén

Además de las visitas panorámicas de Tel Aviv se incluye: * Visitas en Cesarea y Haifa * Visitas en...

8 días
Desde
1470$
Reservar
 

Reserva tu viaje a Tierra Santa

Las ofertas para hacer un circuito por Israel te permite descubrir los escenarios donde se ambientan los principales episodios de los relatos bíblicos. Para el turista religioso la visita a Jerusalén, Belén o Nazaret es un auténtico sueño hecho realidad. Mientras que para los no creyentes el viaje por Israel puede suponer un verdadero deleite descubriendo lugares cargados de historia.

Conocer Jerusalén, punto destacado en cualquier circuito por Israel

Déjate conquistar por el país que fue el escenario más importante del Antiguo y Nuevo Testamento, especialmente de la vida de Jesucristo y sus apóstoles. Con nuestros viajes a Israel, podrás ver en vivo lugares con gran carga espiritual, como el monte Carmelo en Haifa o el de las Bienaventuranzas. En Jerusalén, encontrarás multitud de lugares clave, como la Vía Dolorosa o el monte de los Olivos, además del Muro de las Lamentaciones. También Galilea, con Cafarnaún, Nazaret o el lago Tiberíades, y Tel Aviv o Belén forman parte de nuestra ruta guiada, que incluye las entradas a todos los lugares santos incluidos en el programa.

Al decir que se va a hacer un viaje a Israel, inmediatamente se provoca la idea de que nos vamos a trasladar a los lugares descritos en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Y desde luego, así va a ser con nuestros circuitos por Tierra Santa, donde la ciudad de Jerusalén se convierte en un verdadero hito en esta peculiar ruta religiosa, turística e histórica.

Y queremos diferenciar entre todos esos factores, el religioso, el turístico y el histórico en nuestros viajes a Israel. En ese sentido un buen ejemplo son nuestras propuestas de visitas a Jerusalén, ya que tiene cabida tanto la ciudad nueva como la Antigua. Si bien está claro que los lugares citados en las Sagradas Escrituras tienen un protagonismo especial, tanto en la propia capital israelí como en las excursiones que se hacen por sus alrededores inmediatos.

Porque una visita a Jerusalén no está completa si no nos acercamos a Belén donde obviamente está la Iglesia de la Natividad. Al igual que incluimos en nuestros itinerarios los santuarios de la Visitación de María a su prima Isabel y al Bautista en Ein Karem.

Pero volviendo a Jerusalén, además de entrar al Santuario del Libro donde están los famosos manuscritos del Mar Muerto o acercarnos a la Universidad Hebrea o al huerto de Getsemaní, también ascenderemos al Monte de los Olivos, desde donde se contempla una extensa panorámica de la ciudad amurallada y de todo el conjunto actual.

La visita a otros lugares bíblicos durante el viaje a Israel

Durante cualquiera de los itinerarios que proponemos por el estado israelí, se sucede la visita a lugares de los que todos conocemos sus nombres. Por ejemplo se descubre el río Jordán o se admiran los amplios paisajes del desierto de Judea, todo ello camino de lugares como Nazaret o Canaán.

También os sonará el mar de Galilea, por el que os proponemos a hacer una travesía en barco. Y bordeando ese mar también se puede llegar hasta el lago Tiberiades o se puede ascender al Monte de las Bienaventuranzas, mítico lugar donde se pronunció el Sermón de la Montaña.

Desde Tel Aviv, quedan relativamente cerca dos lugares muy famosos de Israel. Uno de ellos es Masada. Os sonará por la famosa peli de Ben Hur, ya que aquí aguantaron los últimos judíos ante el acoso de los romanos. Pero mucho más os sonará el Mar Muerto. Esa gran masa salada que se encuentra a más de 400 metros por debajo del Mediterráneo, del que dista unos 80 kilómetros. Pero independientemente de esos datos, lo más gratificante es adentrarse en sus aguas y sentir que es absolutamente imposible hundirse debido a su altísima salinidad.

Y por último, se puede aprovechar un viaje a Israel para alargar un poco la estancia en estas tierras de Oriente Próximo e incluir un circuito combinado con Jordania. Allí nos esperan sitios únicos como Jerash, el desierto de Wadi Rum y la siempre impactante ciudad nabatea de Petra, esculpida literalmente en la roca.

No tardes en decidirte. Si lo tuyo es el turismo religioso, tu destino es Tierra Santa. Si te encanta la historia, el viaje a Israel te dejará boquiabierto. O si sencillamente quieres disfrutar de afamados lugares turísticos entonces un circuito por Israel es una excelente opción.